Cambio de la cerradura de la Puerta.

El cambio del Bombin de la cerradura de una puerta es relativamente sencillo como podremos apreciar a continuación. Lo PRIMERO y mas importante que tendremos que tener en cuenta es el tamaño del Bombin. Con el metro podremos comprobar midiendo la distancia entre extremos sin necesidad de quitar la cerradura, las medidas oscilan entre 40, 45, 50, 55, 60, 65…..

Como norma general en las puertas de entrada de las viviendas se coloca un Bombin de 60 m., si la puerta tiene un espesor de 40 m. mas el escudo antipalanca.

El cambio del Bombin de la cerradura de una puerta es relativamente sencillo como podremos apreciar a continuación. Lo PRIMERO y mas importante que tendremos que tener en cuenta es el tamaño del Bombin. Con el metro podremos comprobar midiendo la distancia entre extremos sin necesidad de quitar la cerradura, las medidas oscilan entre 40, 45, 50, 55, 60, 65…..

 

Como norma general en las puertas de entrada de las viviendas se coloca un Bombin de 60 m., si la puerta tiene un espesor de 40 m. mas el escudo antipalanca.

Ejemplo de bombin

La cerradura o Bombin se compone de tres elementos, la propia cerradura, las llaves, y el

tornillo de fijación. Este tornillo lo distinguiremos de los demás, dado que su rosca es métrica y sirve para sujetar el bombin a la puerta desde el canto de la puerta atravesando el bombin por donde indica la flecha.

Las características de los bombines así como de las llaves estarán en función del dinero que nos queramos gastar. Tenemos que tener presente el tipo de seguridad que queremos para nuestra vivienda. A la hora de comprar el bombin, sería preferible saber la marca y el modelo de la puerta, para comprar otro de características similares.

En primer lugar deberemos empezar por localizar el tornillo que sujeta el Bombin o cerradura. Una vez localizado, lo extraeremos y pasaremos a desmontar la manilla de la puerta.

 

En primer lugar deberemos empezar por localizar el tornillo que sujeta el Bombin o cerradura. Una vez localizado, lo extraeremos y pasaremos a desmontar la manilla de la puerta.

Al retirar la manilla nos encontramos con los tornillos que sujetan el protector exterior de la puerta, y que sirve para evitar que apalanquen la cerradura. Procederemos a retirar los tornillos y las placas.

Para Sacar el Bombin o cerradura, y en el caso de que no salga directamente, giraremos la misma con la llave como si fuéramos a cerrar la puerta y a la vez intentaremos tirar del Bombin hasta que este salga con facilidad. Si la cerradura necesita dos vueltas para cerrarse, es aconsejable que se las demos.

Una vez retirado el Bombin procederemos a colocar el nuevo. Introducido este, colocaremos el tornillo de fijación del mismo, pero sin llegar a apretarlo del todo, comprobaremos con la llave que todo funciona correctamente y empezaremos a montar los protectores exteriores. Sin llegar a apretar los tornillos comprobaremos nuevamente que la cerradura cierra y abre sin dificultad, cuando esto sea así, procederemos al apriete de todos los tornillos.
Después solo queda colocar la manilla y comprobar que todo funciona bien.