De interés: Articulo aparecido en El Mundo sobre cosas a tener en cuenta a la hora de alquilar apartamentos turísticos…

Facua (Federación de Consumidores en Acción) aconseja a los futuros inquilinos de apartamentos turísticos
que gestionen siempre su alojamiento a través de una agencia para así reclamar más fácilmente…

“Con particulares suelen producirse más problemas. Si se hace por esta vía,
siempre debe de haber por medio un documento por escrito firmado”. En contra de esto, los acuerdos verbales
con posterior reserva económica son el principal método para reservar residencia estival.

Puntos a tener en cuenta a la hora de alquilar un apartamento:

Fianza:
Los propietarios, a veces, se niegan a devolver la fianza alegando algún tipo de desperfecto en la vivienda o
la ausencia de algún mueble.”Para evitar esto, hay que firmar un inventario -anexo del contrato- donde aparezcan
enumerados todos y cada uno de los enseres del apartamento (sillas, mesas, cuadros, electrodomésticos, etc.).
Antes de sellar el acuerdo escrito lo ideal es visitar la casa junto al dueño y comprobar que todo funcione correctamente”,
se señala desde Facua.

¿Estoy obligado a pagar la fianza?:
“Sólo se la pueden exigir en el momento de ocupar la vivienda si así estaba previsto en las cláusulas del contrato
o en las condiciones generales de contratación. Este depósito de garantía no puede ser superior al 25% del importe total
pactado y se reintegrará al cliente cuando finalice el contrato tras haber deducido alguna cantidad si procediese.
Además, irá incrementada en el interés legal si tardara en ser reintegrada más de un mes desde que el inquilino
entregó las llaves”, se apunta desde la OCU.

Cercanía a la playa:
En Internet, en prensa o en folletos podemos encontrar miles de anuncios que ‘venden’ “residencias a escasos metros
de la primera línea de mar”, pero esto luego no es así.
“Te dicen que está a escasos metros de la playa y luego es mentira. Ésta es otra de las principales quejas que recibimos.
Para evitar esto, lo ideal es visitar el apartamento con antelación o que esta característica aparezca reflejada
por escrito en el contrato. Si esto no es posible, lo mejor es llamar a la Oficina de Turismo de la ciudad o
provincia donde esté el alojamiento para que te lo confirmen o desmientan. Siempre aconsejamos que guarden
los folletos de publicidad para poder exigir indemnizaciones después”, aconseja Mayo.

La limpieza de la vivienda:
Las condiciones de higiene con las que el cliente se encuentra a su llegada al apartamento pueden dejar mucho que desear.
“Al tratarse de apartamentos que pasan de mano en mano de un día a otro, puede darse que las condiciones higiénicas
del inmueble no sean las mejores. Si es así, se debe exigir la limpieza inmediata de la vivienda y posterior
indemnización económica por el retraso en la entrega de llaves causado. La vivienda siempre debe estar preparada
para ser habitada”, declara Mayo. Se aconseja tomar fotos como posteriores pruebas para presentar la reclamación.

Fuente: http://www.elmundo.es/elmundo/2008/05/13/suvivienda/1210666323.html