Consejillo para aprovechar las últimas gotas de tinta de un cartucho de impresora que no quieren salir porque se acaba de gastarSi el cartucho de tinta de tu impresora se queda sin tinta casi al final de una impresión importante, saca el cartucho y dele con un secador de pelo durante dos o tres minutos o aplícale calor. Luego vuelve a poner el cartucho en la impresora e inténtalo otra vez cuando aún esté caliente. El calor del secador calienta la tinta densa y ayuda a que fluya hasta las diminutas boquillas del cartucho.