Cubitos de caldo hechos en casa.

Lo he hecho en mi casa y es una maravilla. Lo único que tienes que hacer es hacer un caldo con los ingredientes que más te gusten. Échale agua de manera normal y deja que ésta se evapore, pero no del todo ya que si no se pegaría. Una vez que lo tengas denso lo apagas, déjalo enfriar y lo echas en cubiteras de silicona en el congelador.

Cuando los necesites sólo tienes que abrir el congelador hacerte con uno.¡¡Así de fácil!!