wpid-wp-1433331700490.jpg

Creo que todos hemos tenido el parabrisas del coche picado por alguna china que ha salido disparada hacia nuestro coche. Lo que normalmente ocurre con el parabrisas picado, es que el cristal empieza a resquebrajarse poco a poco debido a las vibraciones de la conducción. Llegados a este punto, si tienes un seguro que te cubra este tipo de roturas de las lunas, simplemente das el parte en el taller para que en un momento te lo reparen. Si tu seguro te cubre la reparación a través de la empresa Carglass, lo que hacen es con un kit especial, extraen el aire y la humedad del interior de la grieta, y la rellenan con una resina trasparente que tras secarse, hace los efectos del propio cristal y no se nota.

En caso de que no tengas seguro pero no quieras que la grieta vaya a más, existe un remedio casero: simplemente hay que rellenar la grieta con laca de uñas transparente ya que al rellenar la grieta con la laca se consigue que no haya mucho aire dentro y se cierre la grieta; de este modo, la vibración que recibe el cristal cuando se conduce “pasa de largo” ya que al no haber hueco en la grieta, los bordes rotos del cristal no friccionan unos contra otros que es lo que provoca que la grieta siga creciendo.