Trucos para ahorrar combustible: En los desplazamientos.

  1. Utilice el transporte público en vez del coche particular siempre que pueda. El transporte público precisa por viajero transportado 50 veces menos espacio y consume 15 veces menos energía.
  2. Si no puede utilizar el transporte público para ir a su lugar de trabajo, comparta el coche con más personas. Por cada persona que comparta su coche para ir al trabajo, se ahorran más de 1.000 litros de combustible al año por término medio.
  3. Circular con las ventanillas abiertas, sin utilizar el sistema de ventilación del automóvil, supone aumentar el consumo de combustible hasta un 5%, ya que el aire ejerce resistencia sobre el coche y éste tiene que ejercer más esfuerzo.
  4. Utilizar el aire acondicionado del coche de forma irregular, implica incrementos en el consumo de combustible de entre un 10% a un 20%, frente a un 3% si se utiliza de forma regular.
  5. Si no desmontamos la baca cuando no la utilizamos y la llevamos sin carga, estamos aumentando, innecesariamente, el consumo de nuestro coche alrededor del 16%, ya que ofrece una resistencia extra al aire y el coche necesita más combustible; además, recuerde que cada 100 Kg. de peso suplementario en el automóvil conlleva un aumento del consumo de un 5%.
  6. No seas torpe, uno de los trucos más sencillos es conocer bien el trayecto que se va a utilizar, por si existe uno más corto o por si hay un camino que suela tener menos aglomeraciones.
  7. Si vas de vacaciones en uno de nuestros famosos puentes, echa gasolina, siempre siempre antes de que lleguen los días del puente, ya que las gasolineras aprovechan para subir los precios y cobrarte los litros a un precio más caro.
  8. Procura echar gasolina no en las gasolineras muy concurridas que están en carreteras principales, sino en gasolineras que están poco concurridas.