Ingredientes:
1/2 kilo de Base de glicerina opaca Moldeable (llamado también “de coco”), 15 ml de fragancia de Pepino, 3-4 gotas de fragancia de Hierbabuena, Colorante verde hierba ó verde nácar. (En lugar de hierbabuena, puedes poner también esencia de menta.)

Procedimiento:
Corta la base de jabón en cubitos y funde al baño María. Retira del fuego y añade las esencias de pepino y hierbabuena. Remueve bien.

Vierte la mitad de esta mezcla en un vaso o jarrita medidora de cristal y coloréala a tu gusto. Déjala enfriar ligeramente. Coge las dos partes de base (la que has coloreado y la otra mitad aromatizada pero sin colorear) una en cada mano. Vierte en el molde las dos a la vez desde esquinas diferentes, de forma que se encuentren en el centro.

Una vez que hayas vertido todo el jabón fundido, puedes utilizar un palillo para crear efecto de remolinos en la pastilla, pero no abuses.

Este es un jabón muy refrescante y vigorizante y, aún así, muy suave.