La vuelta al cole supone un gran esfuerzo económico para las familiar que ven como tienen que equipar a sus hijos para el año. El material escolar es uno de los principales gastos y a continuación se proponen algunos consejos para conseguir ahorrar algunos euros en este concepto.

El periodo escolar conlleva gastos considerables en los que equipamientos de los niños se refiere, y saber ahorrar es imprescindible para que este tema no suponga demasiada carga para los padres.
El material escolar, es necesario renovarlo casi todo los años y nos gastamos un buen dinero en ello pero aún así, existen algunos trucos para que podamos ahorrar algunos euros en esto:

  • Evitar compras innecesarias: parece obvio pero al iniciar el periodo escolar, una buena práctica es la de realizar una lista con los material que disponemos del año pasado. De esta forma, evitaremos comprar productos duplicados con el consiguiente gasto innecesario.
  • Relación calidad-precio: mucha gente compra solo por precio y a pesar de que piense que se ha podido ahorrar dinero, a la larga, puede salir más caro. Por ejemplo, comprar un bolígrafo y que la tercera vez que lo utilizamos no es escriba bien puede ser consecuencia de comprar material, que aunque pueda resultar barato, no asegura buenos resultados. Acudir a establecimientos especializados como por ejemplo DisOfic.es o viking.es , etc es lo ideal para asegurarse de que se compra material de suficiente calidad y cubrir las expectativas.
  • Comprar por volumen: algunos de los establecimientos de venta de material escolar y de oficina ofrecen la posibilidad de obtener mejores precios según el volumen de compra. Si conseguimos hacer una lista con aquello que vamos a ir necesitando durante podríamos obtener mejores condiciones. Poneros de acuerdo con otros padres para pedir el material de manera conjunta, para ello poned en el tablón de anuncios del colegio una hoja explicando la idea de comprar el material al por mayor juntándose varios padres, para que salga más barato.
  • Si el desembolso también es considerable, habría que intentar conseguir condiciones de pago ventajosas.
  • Por último, concienciar a nuestro hijos de cómo se debe usar el material es lo más importante para que pueda ser utilizado durante el mayor tiempo posible.