[b]Facua denuncia irregularidades en recibos de Febrero[/b]A pesar de que cada mes las compañías eléctricas nos envían una detallada factura, los datos que aparecen poco tienen que ver con nuestro consumo real y a menudo está redactada con unos términos difíciles de comprender. La cantidad a pagar está bien visible pero los cargos que nos hacen las eléctricas no están tan claros.

La asociación de consumidores Facua ha alertado que de que millones de recibos de la luz emitidos en febrero facturan de forma irregular la energía consumida a finales de 2008, ya que aplican las nuevas tarifas, más caras, vigentes desde comienzos de este año.

El problema es que muchas veces es difícil desentrañar las facturas. Aquí van algunas claves para descifrar los recibos.

Hemos utilizado una factura real de la compañía Sevillana Endesa con fecha de 23 de enero de 2008. El periodo de facturación es del 23 de diciembre de 2008 al 23 de enero de 2009. Las compañías dividen a sus clientes en bloques para ir facturándoles en distintas fechas.

TARIFA: La asigna la compañía eléctrica en función de la potencia contratada por el cliente. La tarifa 202 es la más común entre los españoles.
POTENCIA CONTRATADA: La elige el cliente según sus necesidades. En este caso el cliente dispone de una potencia de 3,3 kW.
TOTAL DE LA FACTURA: La cantidad es de 132,70 euros.
CONSUMO: Desde noviembre de 2008 las compañías eléctricas tienen la obligación de enviarnos una factura cada mes aunque la lectura de los contadores se sigue haciendo cada dos meses. Esto provoca que la mitad de los recibos no recojan el consumo real, sino una estimación que se compensa en la siguiente facturación. Ésa es la razón por la hay dos tipos de ‘consumos’ o ‘lecturas’: real y estimada.
LECTURA REAL (o consumo real): Es lo que marcaba nuestro contador cuando el revisor fue a leerlo. El contador de nuestro cliente marcaba 44.819 kilovatios (kWh), que es el consumo que se ha hecho en esa vivienda desde que se instaló ese contador).
LECTURA ESTIMADA: Los meses en los que no se lee el contador las compañías se ‘inventan’ una cantidad. La normativa vigente desde 1988 dice que hay que tomar como referencia el mismo mes del año anterior. Sin embargo, las eléctricas no cumplen siempre esta norma. Endesa, por ejemplo, descuenta un 30% al consumo que se hizo el año anterior. De esta forma, el cliente paga el “error en la estimación” con la tarifa de 2009 aunque el consumo se realizó en 2008. El caso es que con este sistema el cliente nunca sabe cuánto está gastando cada mes porque los datos que recibe varían en función de la estimación que hace la compañía.
CONSUMO TOTAL: La resta del consumo real y del consumo estimado nos da el total que consumió el cliente, 904 kWh. en nuestra factura.
La facturación
TÉRMINO DE POTENCIA: Es la cuota fija que pagamos y depende de la tarifa que tenemos contratada (este usuario contrató 3,3 kW).
TÉRMINO DE ENERGÍA: La cantidad de kilovatios hora que hemos consumido.
CONSUMO GRATUITO: Los primeros 12,5 kWh no se consumen. Según la normativa, sólo se aplica en las facturas con lectura real.
RECARGO POR EXCESO DE CONSUMO: Cuando el consumo supera los 500 kWh se cobra un recargo. Desde Facua denuncian lo absurdo que resulta establecer una cantidad sin tener en cuenta la zona geográfica, el mes del año y el número de habitantes de esa vivienda.
IMPUESTO SOBRE ELECTRICIDAD, IVA y ALQUILER DE EQUIPOS: Se cobran unos 54 céntimos por el alquiler del contador y un 16% de IVA.
La compañía Sevillana Endesa tendrá que devolver a este abonado alrededor de un euro por irregularidades en la facturación. Facua-Consumidores en Acción ofrece en su página web un simulador en el que puede introducir los datos de sus recibos para comprobar si hay algún error en la facturación.

Fuente: http://www.elmundo.es/mundodinero/2009/02/17/economia/1234902320.html