Cheques guardería solicítalos a tu empresa, es una buena forma de ahorrarte entre 2 y 3 mensualidades de al guardería y de conciliar familia y trabajo.

Buenas, hoy os vamos a hablar de los cheques guardería. ¿Habéis oído hablar de los cheques restaurante? Pues los cheques guardería es lo mismo pero para guarderías. Con estos cheques, tanto tú como tu empresa, salís beneficiados. Y esto es así porque si te pagan una parte del sueldo en cheques guardería y fiscalmente pagas menos porque el importe de estos cheques se desgrava de hacienda y te retienen menos. Es decir, si tu cobras si tu cobras 24.000 euros brutos y de ahí te descuentan el ticket guardería el IRPF que te quitarán será menor porque no te retienen sobre los 24.000 sino sobre los 24.000 menos lo que te han pagado en cheques restaurante.
El empleado puede obtener un ahorro equivalente a 2 o 3 mensualidades de guardería al año, mientras la empresa que lo ofrece como ayuda se beneficia de importantes ventajas fiscales.

Quien puede solicitarlos?

Pregunta a tu empresa si dispone de esta fórmula, y sino coméntales los beneficios fiscales que pueden obtener ellos. Si tu empresa tiene esta fórmula de pago, los pueden solicitar todos aquellos hogares con niños entre 0 y 3 años. Los empleados con niños de esa franja de edad pueden beneficiarse del ahorro del IRPF y la Seguridad Social sobre las cantidades satisfechas a las guarderías.

Beneficios:

Para el empleado:

  1. Importe exento de cargas fiscales: ni IRPF ni Seguridad Social.
  2. Ayuda a la conciliación de su vida laboral y familiar
  3. Ahorro anual equivalente a 2 o 3 meses de guardería gratis. Debido a las ventajas fiscales de estas ayudas (su importe no cotiza a la Seguridad Social, está exento de I.R.P.F. y no tiene tope fiscal) puede suponer un aumento del poder adquisitivo hasta un 23% (para una ayuda de 400€ para 11 meses con IRPF del 14%).
  4. Amplia cobertura ya que hay una gran cantidad de guarderías que aceptan el pago con estos cheques.
  5. Afiliación a medida, al poder utilizarse en la escuela infantil que mejor convenga a cada empleado.

Para la empresa:

  1. Gasto deducible del Impuesto de Sociedades. (ya que el importe de la ayudas no cotiza a Seguridad Social, es 100% deducible del Impuesto de Sociedades, tiene una deducción adicional en cuota íntegra a pagar y no hay tope fiscal).
  2. Deducción de la cuota íntegra del 8% del gasto.
  3. Induce a la fidelidad de los empleados: la empresa demuestra un compromiso con la plantilla.
  4. Los padres lo reconocen como un valioso beneficio de su empresa.
  5. Percepción de beneficio adicional extrasalarial.
  6. Evita las complicaciones de instalar un centro de educación infantil en la empresa, y supone un gran ahorro de coste y de espacios.
  7. Puede formar parte de un Plan de Compensación Flexible.
  8. Aumenta la productividad y mejora el clima laboral.