Usa con moderación las webs de descuentos, está comprobado que se gasta más si no se usan con sentido común. Os damos las claves para no derrochar. La necesidad de compra siempre tiene que salir de ti, la tienes que crear tú. No adoptes como tuya, una necesidad de compra creada por una empresa.

Si eres de las personas que están dadas de alta en webs de descuento, y cuando te mandan los correos de publicidad con los descuentos, los miras siempre, siempre, creo que es mejor que leas este correo.

Mi mujer está dada de alta en varias páginas de descuentos, muchas veces, me daba cuenta que la euforia le embargaba y quería comprar y comprar descuentos, con el argumento, igual mañana ya no podemos conseguir algo así, cogemos hoy el cupón descuento y ya lo gastaremos más adelante. Hasta ahora yo también andaba un poco a ciegas y le decía, vale venga. Me ha costado convencerla de que gastamos más, pero también se ha dado cuenta de ello. Y os preguntaréis, ¿si son webs de descuentos, como vas a gastar más? Pues sencillamente porque antes comprabas algo por 50 euros, y ahora compras tres por 20.

Este tipo de webs están pensadas para eso, está todo calculado para fomentar la compra, de modo que, si ves algo que te llama la atención aunque sólo sea un poco, y sólo quedan 10 horas para comprar el ticket, te entran más ganas de comprarlo por aquello de que piensas que mañana no estará. Y si queda una hora hasta que se acabe la oferta, te morirás si no la coges.

La necesidad de compra no la tenías hasta que te han mandado un correo con las ofertas, son expertos en generar necesidades de compra. En algunas de estas webs una vez que has comprado un cupón descuento, fijaros en que no ponen por ningún lado cuanto te costó el ticket; además te suelen poner solamente lo que has ahorrado, o el acumulado de lo que llevas ahorrado…No te ponen cuanto has gastado; y teniendo en cuenta que normalmente los descuentos están entre el 20 y el 50% como máximo, eso significa que si has ahorrado 500 euros, como mínimo has gastado eso también, si, en el mejor de los casos, has comprado todos tus cupones con un descuento del 50%. Esto es así porque si te pusiesen lo que has gastado, se te podría caer la venda consumista; que estamos ciegos, pero no tontos.

En mi casa, hemos llegado a comprar cupones de varias páginas, que entre unas cosas y otras, como no te acuerdas de lo que has comprado, tienes varios comprados y encolados para gastar, y además no entras a cada rato a ver qué cupones comprados tienes en cada web, pues al final hasta alguno se ha caducado. En definitiva os damos unas reglas básicas para no gastar más de la cuenta después de haber estudiado con detenimiento el movimiento compra de cupones descuento:

  1. Regla número uno en la compra de cupones descuento: Date de baja de las listas de distribución de estas webs para que no te manden correos con ofertas. Y da de alta en tus marcadores web, las webs de descuentos que quieras. Cuando tengas que hacer un viaje, o quieras salir a cenar a un restaurante, etc. y sólo cuando tú lo has decidido, visita esas webs para buscar alguna oferta que necesites.
  2. Regla número dos: Sea lo que sea que quieras comprar, siempre aparecerá otra oferta más adelante igual o similar, si no es en esa web será en otra, hay del orden de 20 o 30 webs de esa temática.
  3. Regla número tres: imprime siempre los cupones nada más comprarlos y déjalos a la vista para que tengas el control de todos los cupones de las distintas webs que tienes. Si ves que tienes un taco de hojas, es que vas por mal camino, estás comprando de más.
  4. Regla número cuatro: Ordénalos por orden de fecha de caducidad, y marca la fecha de caducidad, en fosforito, para que no se te pasen los tickets.
  5. Regla número cinco: En muchos restaurantes y servicios puedes conseguir la misma oferta llamando por teléfono y preguntando si te pueden hacer la misma oferta que hubo hace X meses en la web de descuentos. Piensa que por cada cupón de descuento que estas webs te venden, se llevan una comisión que suele estar entre 1 o 2 euros por persona. Esta comisión se la ahorran si te ofrecen el descuento directamente. Llamar para conseguir el mismo descuento funciona, porque yo lo he hecho.