Consejos a la hora de hacer la compra:

  1. Ve a la compra con una lista de la compra, ve al grano y evita comprar otras cosas, si vas sin lista de la compra acabas comprando multitud de cosas que no ibas a comprar.
  2. El precio por kilo de los productos(un consejo acertado): Cuando vayas a comprar en los grandes almacenes de alimentación, introduce en tus hábitos de compra la costumbre de mirar siempre el precio por kilo de los alimentos que siempre aparece en letra pequeña en la etiqueta del precio.

    Desde que me obligue a mirar siempre el precio por kilo, me he dado cuenta que de no haberlo mirado, huviese comprado productos mas caros de lo que vale el mismo producto pero de otra marca que había al lado. Acordaros que muchas veces, el tamaño o la forma en relación al precio, engañan. Mirad siempre el precio por kilo.

  3. Otra manera que tengo de ahorrar en los supermercados es hacer la compra despues de comer, ya que de esta forma sólo se coge lo que se necesite y no lo que se te antoja.
  4. Una de las grandes diferencias de precio que muchas veces obviamos cuando vamos de compras esta en comprar mayor cantidad de producto. Hoy, por ejemplo, he ido a comprar blanco nuclear para lavar ropa, habia una caja de 6 dosis y otra de 16 dosis. He hecho el cálculo rápido y he multiplicado el precio de la de 6 por 2, para ver si merecía la pena comprar la caja grande, que suele ocurrir que es un pelin más barato. Pero en este caso, la diferecia no era pequeña era muy grande. Cuando he comparado el precio por kilogramo de la etiqueta he podido comprobar que la pequeña valia 19,08 euros por kg y la grande 11,08 euros por kg…increible y además es un producto sin fecha de caducidad…no hay como acostumbrarse a mirar el precio por kilo y comprar en cajas de mayores dosis en caso que el precio sea mejor.

    En realidad el consejo no es comprar cantidades grandes, ya que a veces la caja grande vale lo mismo que la pequeña(por kilo), sino en que nos debemos acostumbrar a comprar mirando el precio por Kg. En muchísimas ocasiones como compres un producto donde ponga un precio con una etiqueta donde pone “oferta” en letras amarillas grandes, ya te la están clavando. Miras el precio por kilo y te das cuenta que no merece la pena. Te están intentando engañar.